El sector agropecuario rechaza nuevas regulaciones

El pasado 12 de octubre, el Ministerio de Agricultura ordenó que se le informe bajo Declaración Jurada todo lo correspondiente a la exportación de maíz que se vea reflejada en compras físicas y con barcos nominados. El ministro Julián Domínguez, insistió en que las medidas no buscaban alentar un cierre, sino una verificación que relacione la exportación con todos los buques matriculados, y con eso “descartar la especulación”.  Los datos complementarios que los exportadores deberán presentar ahora, son: certificar que la mercadería está adquirida; que hay un comprador en el mercado externo; que hay un buque asignado para el traslado de mercadería así también como una fecha estimada de arribo. 

En diálogo con el Canal Rural Noticias, Alberto Morelli, el presidente de la cadena de maíz y sorgo, dijo que la cadena de producción requiere de más previsibilidad y de reglas claras de principio a fin de la campaña. “Nunca faltó maíz para el mercado, nunca sucedió aún con campañas menores. No nos satisface para nada este tipo de medidas que producen desaliento”. Por otro lado, el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Nicolás Pino, desde su cuenta de Twitter comentó que “Seguir interviniendo y burocratizando los mercados es una pésima señal que trae desconfianza en los productores. Nuestro país necesita que todos podamos trabajar libremente para producir sabiendo que vamos a poder vender”.

 Actualmente en la cosecha de maíz existe un remanente (lo que sobra luego de abastecer tanto el mercado externo como el interno) de cerca de 6,50 millones de toneladas, por lo que no se plasmaría un marco de desabastecimiento interno válido para perjudicar la exportación y la comercialización agropecuaria; todas ellas monitoreadas por el Ministerio.

Ultimos articulos

28,618FansMe gusta
28,725SeguidoresSeguir
53,317SeguidoresSeguir
110,238suscriptoresSuscribirte

Artículos similares

Leave a reply

Please enter your comment!
Please enter your name here

7 + 1 =