Lucio: El angelito del que no hablan en la tele

Lucio Dupuy era un angelito de 5 años que lo único que quería era jugar. Jugar, como haría cualquier otro niño de su edad. Jugar y que lo mimaran en una familia que lo quisiera, como lo quería su padre, y ni hablar sus abuelos. Era motivo de alegría poder ver a su querido nieto. Sin embargo, una pareja de asesinas, violentas e ideológicamente deformes cargaron su injustificado e irracional odio hacia la figura del padre y lo cargaron contra el nene, cuyo único delito era ser varón.

 Hoy, por mano de estas dos misándricas , Lucio ya no está entre nosotros. La otra asesina es la jueza “fakeminista” María Anahí Brarda, que sabía de los maltratos hacia el nene y a pesar de eso igual les dio la tenencia para actuar bajo la maldita perspectiva de género. Inoperante es poco. Ahora, el quid de la cuestión es ¿Cómo sigue el juicio, y por qué no se lo está siguiendo desde los medios televisivos?.

Insisto, mientras sabemos qué estaban haciendo Thomsen, Pertossi, Cinalli y los demás en el momento del cobarde crimen que cometieron (todos contra uno), apenas sabemos que se desarrolló el juicio de estas otras dos cobardes (el forense lloraba al ver lo que le hacían ¡a un nene de 5 años!) y sabemos de casualidad que el día 2 de febrero se dará a conocer el veredicto.

El problema es ¿Por qué TN, ¿La Nación, A24, ni siquiera Crónica se tomaron la molestia de pasar al aire el transcurso del juicio a las dos acusadas? ¿Por qué el blindaje televisivo hacia estas dos? ¿Será por afinidad ideológica, ya que las acusadas comparten la ideología de Marina Abiusso, por ejemplo, la editora de TN?.

Los medios parecen haber olvidado, intencionalmente o no, el infierno en vida por el que lo hicieron pasar a este chiquito, y se merecía mínimamente una cobertura mucho más amplia de lo que uno encuentra en los portales de noticias. Por último, quiero añadir que mientras la “minoría caprichosa” nos quiera seguir haciendo creer que solo hay violencia de un solo lado, no va a cambiar nada por estos pagos. Y a Lucio: No te preocupes, angelito. No te vamos a olvidar. Nunca. El 2 de febrero, si hay un poco de justicia, vas a poder descansar en paz.

Ultimos articulos

28,618FansMe gusta
28,725SeguidoresSeguir
78,530SeguidoresSeguir
110,238suscriptoresSuscribirte

Artículos similares

Leave a reply

Please enter your comment!
Please enter your name here

+ 48 = 54